Febrero | El Origen de la celebración de la Candelaria

La celebración del día 2 de Febrero, día de la Candelaria, es el resultado de la unión de 2 tradiciones predominantes en México:

1.- La religión Católica, tiene como tradición conmemorar la presentación del niño Jesús al templo después de 40 días y 40 noches del festejo del nacimiento del Niño Dios (La Navidad). El nombre de Candelaria se refiere a las luces conocidas como candelas, las cuales se usan para iluminar espacios en la noche. El nombre de Candelaria sería el simbolismo de que 40 días después del nacimiento del Niño Dios, su presentación en el templo indicaría la llegada de la luz al mundo.

2.- La prehispánica, de acuerdo con el Sociólogo e Historiador Arturo Cardoso, por inicios de febrero los mexicas celebraban el inicio de la temporada de siembra, en el cual bendecían el maíz ofreciendo como tributo a Tlaloc y Chachitlicuetl con la esperanza de tener buenas cosechas ese año.

 

La tradición de vestir al Niño Dios en la Candelaria.

La Antropóloga Katia Perdigón sugiere que durante la época del virreinato, las monjas al celebrar la presentación del niño dios en el templo empezaron a vestirlo como en su momento lo habrá hecho la Virgen. De ahí en adelante se consideró como parte de la tradición y empezó a ganar más significado.

Siendo así que en algunos poblados se viste diferente al niño dios de acuerdo al tiempo que tenga en la familia, por ejemplo el primer año se viste totalmente de blanco, el segundo ya lleva algunos colores y el tercer año en adelante se viste de rey con trono y corona, pues según se cuenta ya puede realizar milagros.

Del mismo modo la Antropóloga nos daba una alternativa al origen de la palabra Candelaria y es que ella hace referencia al pasaje de la Biblia que habla del anciano Simeón, del cual se cita era “justo y piadoso y esperaba la consolación de Israel” y que frecuentaba el templo llevando consigo una candela (vela) en espera de algún día ver al salvador, ya que “le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor”.

Este es el origen de la celebración de la Candelaria desde varios puntos de vista, sin embargo sea cual fuere es una buena razón para festejarlo y disfrutar de los ricos tamales y atole junto a familiares o amigos.

Te invitamos a compartir este artículo en redes sociales y seguir leyendo otros como:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *