Jalisco | Tequila, el lugar que le dio a México su fama a nivel mundial

El Pueblo Mágico de Tequila Jalisco se encuentra en las faldas del volcán de Tequila y el Cañón del Río Grande, a 40 minutos apróximadamente de Guadalajara, es el principal productor de esta bebida y todas sus variantes a nivel mundial.

Fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2006 por la UNESCO destacando los “vastos paisajes de agaves azules, modelados por la cultura de esta planta, utilizada desde el siglo XVI para producir tequila”. El Pueblo Mágico cuenta con una amplia variedad de recorridos, comenzando por las haciendas y destilerías más tradicionales por ejemplo José Cuervo con 250 año de existencia, destiladora Rubio, D´Reyes, Sauza, etc. así como una gran variedad de edificios tanto históricos, como religiosos y culturales.

El Tequila y el Mezcal se obtienen del Agave Azul

El término Tequila proviene del Náhuatl Tekilan que se forma de dos palabras: “téquitl: trabajo” y “tlan: lugar”. Esta bebida se elabora de la fermentación y destilado del Agave azul, se le asigna la categoría de “100% de Agave” cuando el producto no es  enriquecido con azúcares diferentes al del Agave Azul y es envasado desde la planta del productor autorizado de acuerdo con la declaración general de protección de la denominación de origen. La categoría de “Tequila” se le otorga al producto que está enriquecido con otros azúcares en una porción no mayor del 49% y es envasado en plantas ajenas a la del productor autorizado siempre y cuando se respete la Norma Oficial Mexicana para el Tequila.

El Tequila se puede dividir en diferentes clases:

Tequila Blanco, también conocido como plata, son tequilas sin añejar que pasan directamente a embotellarse, son transparentes y tienen de 35º a 55º de alcohol.

Tequila Oro, también conocido como joven, resulta de la mezcla de más ingredientes para suavizar el sabor, le dan aroma y color, a esto se le conoce como abocado.

Tequila Reposado, el producto es añejado en barriles de roble o encino por lo menos dos meses, es susceptible a ser abocado.

Tequila Añejo, es el resultado de un proceso de maduración de por lo menos un año en barricas de roble o encino, es susceptible a ser abocado.

Tequila Extra Añejo, el producto es susceptible a ser abocado y se deja madurar por lo menos un año en barricas de roble o encino.

El conocido como Tequila de Reserva no es propiamente una clasificación ya que no aparece en la norma oficial mexicana, sin embargo en el criterio del consejo regulador del tequila y de los grandes productores se le considera a sí al producto añejado por ocho y hasta 12 años.

El Tequila se produce desde el siglo XVI

Otras dos bebidas originarias del lugar son el Tepache, que es un fermento de piña y azúcar morena o piloncillo  y Tejuino que es un fermento de maíz con piloncillo, limón, sal y chile piquin.

Otra cosa que podrás disfrutar es el Museo Nacional del Tequila (MUNAT) alojado en una auténtica casa porfiriana y donde aprenderás el arte y la historia sobre la elaboración de esta bebida, también podrás disfrutar de recorridos históricos donde podrás conocer los lavanderos de la época colonial donde llega el agua limpia que baja directamente del volcán de Tequila, hacer recorridos en tranvía con forma de barril o botella y hasta caminar y practicar deportes en la Cascada Los Azules. Eso sin contar con los vistosos recorridos a lo largo de los cultivos de agave azul, en donde seguramente podrás ver a los jimadores realizando su trabajo artesanal.

Jimador cortando la piña de Agave

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *